Los primeros pasos para crear una empresa.

Suena el despertador a las 6:30 de la mañana, lo pones para que vuelva a sonar de nuevo dentro de cinco minutos, te das cuenta con las 3 neuronas que han despertado a esa hora que hace frío, que está oscuro y que no te quieres levantar.

Éxito, talento y trabajo en equipo.

Pasan los cinco minutos y vuelva a sonar el despertador, lo ignoras, pero el maldito no deja de sonar esa canción que tanto te gustaba pero que ahora se ha vuelto insoportable y no tienes más remedio que saltar de la cama, apagar el despertador, prender la luz e irte a duchar.

En el baño comienzas a ver en tu Tablet, teléfono o tu dispositivo móvil preferido las noticias del día anterior, el Facebook, Twitter y tu correo electrónico, notas que ya han pasado desde el momento que te levantaste al menos unos 20 minutos perdidos en banalidades.

Son ahora las 7:00 de la mañana, te vistes con el uniforme de la empresa, te pones tus botas industriales que con el casquillo de acero te pesan como si estuvieras haciendo ejercicio en el gimnasio y compitiendo por ser Mr. Olympia.

Ahora ya son las 7:30 y tienes que salir de prisa de tu casa, te despides de tu familia, y comienzas el viaje a la empresa en donde trabajas, si bien te va desayunas algún vaso con leche o un licuado, si te va mal, te vas con vaso de jugo gástrico y un agujero en el estómago por no desayunar nada.

Cuarenta y cinco minutos después de estar en el tráfico y conviviendo con papás energúmenos que llevan a sus críos a la escuela, con chóferes de camiones colectivos que van en la jungla de asfalto transportando al ganado de un lugar a otro como si se tratase de una competencia olímpica  por fin llegas a tu trabajo.

Te estacionas en el área que la empresa  tiene designada para los empleados como tú y te bajas del carro. Caminas por el estacionamiento para llegar a tu oficina y ves el desfile de los autos lujosos de los altos mandos, un BMW por ahí, un Audi, un Acura, todos ellos relucientes y nuevos  estacionados bajo techo en el lugar reservado con sus iniciales para que todos sepan quién es el dueño de ese espacio; mientras tanto suspiras imaginándote que algún día de estos tu estarás en ese lugar.

Llegas a tu escritorio que mide metro y medio por ochenta centímetros que tiene un teléfono, un calendario y con algún que otro recuerdito de algún viaje que tuviste, no tiene privacidad, todo mundo puede escuchar lo que platicas e inclusive hasta lo que piensas y comienzas tu viaje por el mundo de los empleados: enciendes tu computadora y comienzas a leer correos.

Esa rutina la has realizado de Lunes a Viernes, durante por lo menos 15 años y te das cuenta que algo pasa, que algo ha cambiado dentro de ti.

Te das cuenta que eso que estás haciendo ya no te llena, que no lo disfrutas como antes y que la pasión se ha ido terminando gracias a la indiferencia de tus compañeros, de tus jefes, del poco sueldo que crees ganar, de la distancia de tu casa al trabajo, del horario, de los constantes viajes, de tus prestaciones, de tus vales, en fin de todo lo que piensas.

¿Eso quiero para mí dentro de 5 años?, ¿dentro de 10?, ¿realmente estoy haciendo lo correcto?

Siempre has sentido la curiosidad de emprender, de tener tu propio negocio, pero tienes miedo, no sabes cómo, no sabes si tienes que tomar un curso, si hay escuelas para emprendedores, si existen libros, si es fácil, en realidad no sabes nada de cómo dar los primeros pasos para crear tu empresa y liberarte del yugo de ser empleado, no sabes dónde buscar la motivación de levantarte todos los días para ser el próximo Carlos Slim.

 

Emociones

Pasión y emprendimiento

 

¿Por dónde empezar?

Muchos emprendedores comenzaron sin idea de cómo hacerlo, y sus inicios fueron horribles, pasaron años a prueba y error antes de ser exitosos, otros en cambio, comenzaron de una manera ordenada y también tuvieron errores, pero los supieron superar más rápido que otros.

Independientemente de tu situación laboral actual (estudiante, empleado, desempleado, etc.) hay una serie de consejos que en realidad aplican para todos, y aquí te dejo algunos:

10 Pasos para emprender y no morir en el intento.

1.- Hacer lo que te apasiona.

En el post pasado donde escribimos acerca de las definiciones de éxito, la mayoría coincidía en que el éxito es hacer lo que te apasiona, hacer lo que te gusta, así que si quieres emprender, hazlo en eso que realmente eres bueno, en lo que siempre está rondando en tus pensamientos y tus sentimientos: El baile, los negocios, la educación, las mascotas, el diseño, los videojuegos, la música, el arte, etc.

2.-  Modelo Sencillo.

Las cosas sencillas son las más hermosas, no busques un modelo de negocio complicado, no te agobies por tenerlo todo controlado, medido y funcionando como reloj suizo, piensa en algo simple como: Clases de baile a domicilio, enseñar música por Internet, elaboración de pasteles y dulces para ocasiones especiales, lavandería las 24 horas con entregas a domicilio, venta de hamburguesas, etc.

3.- Plan de Negocios Simple.

El papel todo aguanta, todo puede y todo es perfecto. Los planes de negocios complicados solo sirven para las grandes librerías, no para la realidad. Tu plan de negocio solo debe enfocarse en: Cuánto cuesta hacer eso que quieres vender,  Cómo lo vas a vender, A quien se lo vas a vender y Cuánto vas a ganar.

4.- Rodéate de los mejores.

Michael Jordan puede ser el mejor basquetbolista del mundo, pero no hubiera sido nadie si no hubiera tenido un buen equipo. Entonces, debes de rodearte de socios y colaboradores que tengan la misma pasión que tú y que estén dispuestos a cumplir ese sueño, ya que todos tienen el mismo objetivo en la mente y las mismas ganas en el corazón.

5.- No pienses en dinero.

Si antes de emprender sabes que tienes que invertir 50 mil dólares y no los tienes, no te asustes.

Que el dinero no sea tu limitante para emprender, siempre hay alguien que tiene el dinero para invertir en algo: Los bancos, familia, amigos, prestamistas, etc. Dinero hay de sobra en el mundo, ideas buenas para arriesgar ese dinero son las que escasean.

6.- Lean Startup.

Ya tienes la idea, ya tienes tu modelo de negocios, ya sabes lo que vas a ganar y ya tienes el dinero ¿y ahora?: – ¡Comienza!, lanza una versión a escala de tu empresa, una versión en pequeño en la que puedas comprobar toda tu teoría pero sin arriesgarlo todo, atrévete a comenzar y ve identificando los errores que vayas cometiendo y soluciónalos. Si sabes cómo contratar a una persona sabrás entonces como contratar a 100, lo púnico que tienes es repetir un proceso 100 veces. La repetición hace al maestro.

7.- Cacarear el huevo.

No seas tímido para hablar de tu emprendimiento, no temas difundir a tu bebé, ya que en una de esas pláticas puedes encontrar a un socio, un inversor o hasta alguien que puede ayudarte a mejorar tu idea y llevarla a un nivel superior.

8.- Volverse Experto.

Involúcrate con tus clientes, con tu sector, vuélvete referencia, conoce a tu competencia y lo que hacen, capacítate, estudia, mejora, innova, sé creativo y te convertirás en un gurú de tu negocio: Sé el mejor.

9.- Crece.

Si pudiste llegar a este punto y no has fracasado prepárate para tiempos difíciles porque vas a comenzar a caer. Todo tiene un punto alto y un punto bajo y solo tienes dos opciones cuando vas para abajo: caer libremente o crecer. Crecer involucra hacer cosas diferentes, ofrecer nuevos servicios, tener nuevos mercados, llegar más lejos, con esto te salvas de que tu emprendimiento fracase.

10.- Regresar.

Ya eres exitoso, pero no lo has logrado solo. Un grupo de amigos te ayudaron, tus socios, tus empleados, tu familia. Es momento de regresar a la sociedad los beneficios que ahora tienes, así que no caería nada mal que hicieras donaciones desde tiempo para dar charlas a estudiantes, donaciones de libros, de alimentos o trabajo comunitario. Recuerda que los empresarios son exitosos si su gente es de éxito.

Todas las personas tenemos 24 horas al día para realizar nuestros sueños, ¿vas a dejar que otros los cumplan mientras tú te quedas sentado mirando como lo logran?

No esperes más y ponte manos a la obra.

Te invito a que compartas tus experiencias de emprendimiento, ya que si estás hecho bolas y no sabes por dónde empezar, aquí se pueden resolver tus dudas.

Te invito a que me sigas en las redes sociales:

Facebook: hechobolas o en Twitter: @hechobolas.

 

Un saludo enorme y nos leemos en la próxima.

Anuncios

Acerca de PPP

Emprendedor, aprendiz de blogger y muchacho alegre!
Esta entrada fue publicada en Emprendedores, Motivación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los primeros pasos para crear una empresa.

  1. Hola!!

    Desde luego un gran artículo, sincero y al punto!

    Compartimos los tips y puntos que compartes, ya que son fundamentales para cualquier emprendedor que inicia.

    Gracias por aportar contenido de valor para que nuestros negocios en internet crezcan!

    Un abrazo grande :)!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s